Comunidades virtuales

Una de las principales herramientas para obtener Worldviu© ―entendido éste como la habilidad de conocer lo que está pasando en el mundo para beneficiarse de él― es participar en la gran cadena que se ha generado a nivel internacional por medio de Internet, a través de “blogs”, “foros de discusión” y “redes sociales”.

Estos son portales con páginas personales o grupales de contenido específico, que reúnen a personas de intereses comunes, aficiones, hobbies o simplemente con un fin social, para intercambiar conocimiento, información, imágenes, videos y música… cultura a fin de cuentas.

Estas comunidades virtuales, indiscutiblemente, son la forma de comunicación grupal con más fuerza en este incipiente Siglo XXI. En si mismo, el subir información a Internet parece ya no ser tan nuevo, aunque no se tenga más de 10 años como práctica habitual.

Ustedes dirán: “Eso todo mundo lo hace…” Tal vez, pero integrarse a un sistema formal y temático, en especial uno de alcance internacional, en otro idioma preferentemente, donde sistemáticamente las personas involucradas intercambien conocimiento e información, dialoguen, discutan, intercambien textos, datos, diarios, videos, fotografías y música; se conozcan a distancia, se compenetren, intercambien su forma de sentir, de ver la vida, de ser y de pensar, realmente, es lo de hoy.

Los “blogs” son páginas personales en Internet que permiten a cualquiera (la mayoría son gratuitos) tener “un lugar” donde exponer sus ideas y poder retroalimentarse del publico que las visita, hacer comunidades de identidad global o simplemente por el gusto de decir “éxito” y “aquí estoy”.

Muchas de ellas pueden ser superficiales, pero otras no lo son tanto y se han convertido en verdaderos escaparates de conocimiento.

Los hay de todos los tipos: desde profesionistas mostrando su trabajo, escritores, arquitectos, ingenieros, historiadores, fotógrafos, poetas, ecologistas, gente buscando ayuda para un tema en particular, o proponiendo su trabajo e ideas.

Los hay en todos los idiomas y con las más variadas propuestas. Es el gran mercado virtual de difusión del conocimiento personal no formal y, adentrarse en ellos es descubrir un mundo muy complejo, pero enriquecedor.

Otro grupo lo conforman los llamados “foros de discusión”, donde personas con objetivos comunes forman grupo con un tema en particular. En ellos se exponen ideas y se inicia el diálogo. Se suben, publican y exhiben videos, comparten música, fotografías artísticas o comerciales.

Los hay sobre todos los temas: de intelectuales, escritores, historiadores y científicos; de gente que le gusta el rock o la jardinería, los caballos de alguna raza en particular o los autos de un modelo y un año en específico.

Internet permite generar muchísimas micro comunidades que se conocen, colaboran y trabajan entre si.

Hay gente en diferentes países, de diferentes edades, que simplemente se conocen con “nicknames”, que intercambian información todos los días en base a ello.

Colaboran para escribir enciclopedias como Wikipedia, o para traducir libros recién salidos al mercado en un idioma distinto al original, como el caso de los estudiantes que lograron en tres días tener una copia pirata de Harry Potter en su propio idioma y venderlo en su país.

En algunos casos más extremos, es posible rediseñar tu personalidad y tener otro tipo de vida a nivel virtual. Ser quien quieras ser y ser conocido como tal.

Las “redes sociales” permiten comunicarse, conocerse y hacer amigos. Hay gente que sube toda su vida, como una autobiografía pública. Estos esquemas incluyen sus mejores fotos personales, familiares y de su círculo de amigos.

Lo que hizo en día de ayer y lo que hará mañana. Es común ahora escuchar y ver como cada vez más personas centran su vida en su Facebook, Hi5, My Space, Unik, Tagged y un largo etcétera.

De esta forma, estas verdaderas “declaraciones de vida”, en línea, pueden ser conocidas en tiempo real por sus “contactos” y algunos “amigos de sus contactos”. Es la forma de iniciarse en la comunidad virtual. Ahí, la gente, o tus “contactos”, “pueden entrar” a comentar tus fotos, o simplemente a curiosear, mandarte un saludo o citarte para tomar la copa o el café.

Estas “redes sociales” realmente parecen servir para todo. Lo mismo funcionan para contarse lo que te pasó el último fin de semana, en la fiesta y la pachanga, quien es el nuevo novio de tu amiga, que cualquier otra banalidad.

Todo es permitido. Los mejores álbumes de fotos personales o de grupo actualmente se tienen allí, tanto que incluso existe la leyenda urbana (con todas las exageraciones habidas y por haber) de que estos son utilizados por las redes criminales de secuestradores para conocer y seleccionar a sus víctimas.

El mantener un “blog”, participar en un “foro de discusión” o una “red social”, de manera permanente es un buen ejercicio de Worldviu©, ya que nos permitirá conocer gente nueva, intercambiar visiones, información y sobre todo, conocer ideas de diferentes países desde nuestra propia casa. Esa es la mejor herramienta de integrarnos a una corriente internacional dispuesta a generar un mundo, que no sabemos si será mejor o peor, pero estamos seguros de que será diferente.

http://www.milenio.com/node/124255

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s