El Salón del Manga se suma a la carrera hacia la Casa Blanca

BARCELONA. «Vota por Kenneth». Esto es lo que podía leerse ayer en unas papeletas que, estratégicamente colocadas entre hileras de chapas con idéntico lema y lustrosos ejemplares de «Eagle. La forja de un presidente» (Gl_nat), se encargaban de promocionar la que está llamada a convertirse en una de las grandes novedades de la XIV edición del Salón del Manga de Barcelona.
La división es sencilla. A un lado se sitúan las aventuras del popular serie «Naruto», los humanoides robóticos de Yoshikazu Yasuhiko y las toneladas de shojo manga y seinen manga y al otro, anclada en el terreno del verismo más inquietante, la radiografía política de «Eagle», cómic con el que Kaiji Kawaguchi se adelanta al debate racial para animar la historia de Kenneth Yamaoka, el primer político de origen asiático que se presenta a unas elecciones primarias.
Lo sorprendente del caso no es que «Eagle» guarde parecidos más que notables con la carrera de Barack Obama, sino que la obra está firmada en 1998, diez años antes de que el senador de Illinois pueda convertirse en el primer presidente negro de Estados Unidos.
Normal, pues, que el de Kawaguchi fuesa ayer uno de los títulos más vistos y mejor posicionados en los stands de un Salón del Manga que, a pesar de la crisis, cuenta este año con mayor número de expositores -más de 130- y unas previsiones de asistencia cercanas a las 60.000 visitantes. Algunos de ellos ya se apresuraron ayer para ser los primeros en pisar el recinto de la Farga de L´Hospitalet, avalanzarse líbremente obre las nuevas obras Hiro Mashima, Tsutomu Nihei, Kiminori Wakagusi, Matsumoto Taiyou y, ya puestos, entretenerse con los talleres de manga, las brochetitas de yakitori y la muestra de Doraemon.
Baile de disfraces
La inocente silueta del gato cósmico que el ministro de Asuntos Exteriores japonés, Masahiko Komura, acaba de convertir en Embajador del Anime y al que el Salón dedica una exposición para celebrar los 15 años de su desembarco en España, contrastaba con el barullo de unos pasillos en los que todo eran pelos de punta, trapitos de colores anudados de cualquier manera, armas de plástico desproporcionadamente grandes y trenzas a juego con unas faldas desproporcionadamente pequeñas.
Sí, venir disfrazado al Salón tiene premio, y aunque el día oficial dedicado al cosplay sea hoy, pocos pudieron resistirse a la tentación de exhibirse convertidos en su héroe manga favorito. El secreto está en confeccionar a mano los disfraces, jugar con formas imposibles y lucirse con la mínima discreción posible como replicantes domésticos y artesanales de los personajes de «Dragon Ball», «Naruto», «Death Note», «Final Fantasy» o «Venus Wars».
«Charley trajo a casa el famoso manga sobre Hiroshima «Gen el descalzo». Para no ser menos, yo desenterré el maestral anime del Estudio Ghibli sobre el bombardeo de Tokyo «La tumba de las luciérnagas». Si bien los animes eran cultura pop, también eran arte e historia».
«Mil años de Manga»
Lo escribe el australiano Peter Carey en «Equivocado sobre Japón» (Mondadori), una de las escasísimas concesiones a la literatura convencional que se pueden encontrar en un salón consagrado a la animación y las viñetas. El manga, efectivamente, es arte e historia, algo que pretende explicar «Mil años de Manga» (Electa), volumen firmado por Brigitte Koyama-Richard que retrocede hasta las caricaturas ancestrales para explicar los orígenes de un género solapado desde hace décadas a la cultura nipona.
Y el manga tambiçén es, en efecto, cultura, y en La Farga la inmersión en la cultura japonesa es total. Están el manga y los anime, sí, pero también los videojuegos, las exposiciones de katanas y armaduras, los platos humeantes con noodles y tallarines, las figuras decorativas con varios siglos de antigüedad e incluso un gigantesco cartel que anuncia el inminente trasvase al cine de «Dragon Ball».
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s