La humanidad y su ciberespacio

Contestar el celular a media calle o consultar el correo electrónico desde el Blackberry parece lo más normal, pero hace unos años esas relaciones con la tecnología eran inconcebibles

Hoy, a decir del escritor Naief Yehya, está cambiando la forma de comunicarnos y “el espacio íntimo, las relaciones profesionales, sentimentales, amorosas, sexuales y familiares”.

Para el autor, radicado en Nueva York, quien vuelve al análisis de la tecnología y su repercusión en la sociedad con el libro Tecnocultura. El espacio íntimo transformado en tiempos de paz y guerra, existen “elementos que nos perturban. Ahora cargamos tecnologías que nos permiten relacionarnos de manera diferente y funcionan como un filtro. Muchas las hemos incorporado a nuestro repertorio gestual, literario, lingüístico, de apariencia”.

La “adicción” por los videojuegos que ataca a niños y jóvenes, la costumbre de consultar el correo electrónico, la adopción de patologías culturales como la ciberortografía o la cibersintaxis,que sustituye palabras por formas abreviadas, dice Yehya, “han trastocado el espacio íntimo”.

El asombro ante este fenómeno no proviene sólo de la maravilla que significa un teléfono celular y ponerse en contacto con cualquier persona en cualquier punto del mundo, sino que, aclara, “me impresiona más la facilidad con la que lo adoptamos. Es como si la nave de Viaje a las estrellas se me apareciera y lo asumiera con una naturalidad impresionante”.

Un sentimiento similar considera, están experimentando los escritores de ciencia ficción, los autores que se aventuraron a imaginar el futuro y que, para el periodista, se han quedado “mudos” ante la realidad.

“La ciencia ficción se ha quedado atrás. Llegó un momento en el que tenían algo importante que decir y estaban planteando cosas nuevas; estaban viéndole un aspecto totalmente nuevo a la tecnología. Ahora es tal el progreso y la variedad, que la ciencia ficción está un poco muda”.

La humanidad pues, estima, se encuentra entre dos realidades: la modificación de su entorno y la comprensión de nuevas maneras de interacción, como la que sucede con la llamada Generación Google y el internet, sin el que ya no pueden vivir; “es un panorama peligrosísimo, pero el cambio más importante está en las relaciones humanas que sustituyen el contacto que nosotros valoramos”.

“El pánico es ver a los chavos sustituyendo el cara a cara con el messenger cuando eso es de una gran riqueza, pues las nuevas generaciones están forjando así su propia cultura.”

http://www.exonline.com.mx/diario/noticia/comunidad/expresiones/la_humanidad_y_su_ciberespacio/418507

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s