Es más caro ser emo que flogger

17-11-2008 /  Entre pinturas, ropas, anillos, piercing y peluquería los integrantes de la tribu urbana “Emo” gastan por mes cerca de 800 pesos, el doble de la inversión promedio de un flogger. El sondeo indica que la indumentaria de los jóvenes tristes es más difícil de conseguir por los accesorios costosos.
La melancolía es más cara que la felicidad. Los “emo” gastan el doble de que lo que gasta un “flogger” a la hora de vestirse. Para ser parte de la tribu urbana de los adolescentes tristes, los jóvenes desembolsan por mes casi ochocientos pesos.

Pese a su descontento y rechazo a una parte de la sociedad, son ellos quienes se presentan como la tribu más consumidora. Los floggers no se queda atrás: tener actualizado su fotolog requiere una inversión de entre trescientos y quinientos pesos cada treinta días.

Emos. La vestimenta de los emos se caracteriza por el color negro de sus ropas, aunque se permite algún color extra, pero debe ser oscuro con rayas, rombos o cuadros. Pantalones de “pitillo” o “chupines” ajustados desde la rodilla hasta el tobillo, pero sueltos a la altura de la cintura: los calzoncillos deben verse.

Las remeras, también de color oscuro, de talles para niños bien ajustadas al cuerpo y cortas. Gafas de pasta negras para darle un toque de intelectualidad, tatuajes en los codos y cuantas más pulseras mejor, pero siempre de calaveras o de cuadros blancos y negros, haciendo juego con las zapatillas. Un vestuario exquisito para ser todo un adolescente lleno de sentimetalismo y emoción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s