La literatura para chicas se hace mayor

ELENA HEVIA
ehevia@elperiodico.com

Ella es una joven profesional que se mueve entre el glamur y la autocompasión, es decir, entre el mundo de los deseos de las revistas fashion y la enojosa realidad. Trabaja como periodista, o bien es relaciones públicas o publicista, pero dista mucho de considerarse una triunfadora. Soltera, tiene relaciones sentimentales insatisfactorias, una caterva de amigas en su misma situación y una visión desenfadada e irónica de sí misma. Es, en suma, la protagonista de la chick lit.
Hace más de una década la británica Helen Fielding, la mamá de la bulímica Bridget Jones, consolidó esta sencilla receta y le dio la vuelta a la tradicional novela rosa –aunque la carcasa oculta del invento fuera Orgullo y Prejuicio de Jane Austen– con una puesta a punto más al día. Un crítico del New Yorker bautizó el invento como chick lit (por chicken, que en argot norteamericano es una forma no muy elegante de denominar a las chicas, y lit, literatura). Colores ácidos y diseños cool, estilo Jordi Labanda, hacían fácilmente reconocibles los volúmenes en las librerías y ahuyentaban convenientemente a los varones.
Junto a Fielding se alinearon Candance Bushnell (Sexo en Nueva York), Sophie Kinsella (Loca por las compras), Marian Keyes –que en España ha vendido más de un millón de libros y en todo el mundo unos 20–, la jovencísima Cecelia Ahern (hija del exprimer ministro irlandés Bertie Ahern) y Lauren Weisberger, que escribió El diablo viste de Prada como un ajuste de cuentas con la todopoderosa Anna Wintour, directora del Vogue norteamericano, y su jefa durante un tiempo. Luego vino Hollywood para amplificar el fenómeno y darle algo más de vida a una literatura de usar y tirar que, según Deborah Blackman, editora de Plaza & Janés, nunca acabó de cuajar en España, de la misma manera que lo hizo en Gran Bretaña o Estados Unidos.
Sigrid Krauss, editora de Salamandra, que tiene en su catálogo a Sophie Kinsella, considera que la década transcurrida ha sido un excelente filtro para el género. “Hubo una gran saturación y autoras muy malas se aprovecharon de las circunstancias. Hoy solo se venden unos cuantos nombres, con unas lectoras muy fieles. Pero no se puede hablar de boom“. Y eso que la editora espera que la próxima adaptación de Loca por las compras, que P. J. Hogan –el director de La boda de mi mejor amigo— estrenará el próximo año con el título de Confesiones de una compradora adictiva dispare otra vez las ventas de su autora. “Nadie mejor que ella para retratar lo absurdo del consumismo. Cuando entro en una tienda no puedo dejar de pensar en sus divertidas y a la vez obsesivas descripciones”.

LOS ‘MANOLOS’ NO SON LA SOLUCIÓN Hace un año, el grupo Planeta puso en órbita un nuevo sello, Esencia, dedicado a la literatura romántica en general, con una dedicación especial a la chick lit. Los libros de la autora de Sexo en Nueva York son su buque insignia. La directora del sello, Laura Falcó, constata una transformación de fondo en el género. Se aprecia que tanto las autoras como las lectoras han crecido al unísono. “La próxima primavera editaremos Quinta avenida, de Bushnell, con mujeres más maduras y un argumento algo más crudo, donde la adquisición de unos manolos ha dejado de ser la llave de la felicidad”. Y como prueba de las posibilidades de renovación ahí están los manuales de autoayuda convenientemente barnizados de humor chick. El increíble atractivo de unas piernas largas se unirá a títulos como Ex in the city, de Alexandra Heminsley, manual para superar una ruptura sentimental.

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=561139&idseccio_PK=1383&h=

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s