¿Cómo será la TV en 2012?

La “fragmentación de ventanas” y la era digital revolucionan el medio. ¿Cómo será la publicidad?

El mundo vive momentos de gran incertidumbre, lo cual también se traslada a la televisión, que también sufre el fenómeno de la globalización. En España, el apagón digital permitirá que cada español pueda sintonizar en su TDT un total de 60 cadenas de televisión simultáneamente, o lo que supone más de mil en el conjunto del país, informa Vertele.

Por si fuera poco, cada pantalla de ordenador conectado a Internet y cada teléfono móvil se convertirá en un receptor de televisión, ya sea por las grabaciones digitales que se podrán copiar y reproducir sin ningún tipo de limitación o por la captación, vía IP, de decenas de nuevos canales de todo el mundo.

¿Cómo se comportará la publicidad en este contexto? ¿Cuáles son las grandes tendencias económicas de los próximos años?. El estudio GEMO, que analiza las tendencias sobre televisión y entretenimiento pretende dar “pistas” sobre cómo funcionarán las cosas en el próximo quinquenio, desde 2008 hasta 2012.

Estas previsiones son buenas, siempre que la “tormenta perfecta” económica no lo impida, tal como señaló en su presentación el socio-director responsable del estudio por parte de Pricewaterhouse Coopers, Manuel Martín Espada, al dar a conocer los datos de su Global Entertainment and Media Outlook.

Una primera conclusión: La penetración de la banda ancha en Internet modificará el mundo de la televisión, pero también la industria discográfica, editorial y de entretenimiento en general.

Lo digital destruye el formato “físico” y llega el mundo “bajo demanda”

Lo digital subvierte todo el orden establecido. En los próximos años continuará la migración de todo tipo de contenidos a formatos digitales lo que provocará una considerable erosión de los formatos “físicos” tradicionales en el mercado discográfico, prensa escrita y distribución cinematográfica en soporte DVD.

Hablando en plata: cada vez se venderán menos discos, menos DVD’s e incluso menos periódicos, provocando que la publicidad se interese más por los formatos digitales, accesibles desde múltiples pantallas.

El lema “anytime, anywhere” se impone y las compañías utilizarán distintos canales para distribuir sus contenidos con la finalidad de llegar a todo tipo de usuarios: web tv, tv móvil, e-periódicos, videojuegos, e-books ejemplifican la “fragmentación de ventanas” que será la habitual en los próximos cinco años.

Los grabadores digitales cambian los hábitos

En lo que se refiere a los hábitos televisivos, el estudio GEMO señala que en Estados Unidos la utilización de grabadores digitales de video está cambiando la forma tradicional de consumir televisión. El DVR es más utilizado por los consumidores más jóvenes, que dejan de ver televisión en vivo y en directo para disfrutarla en los tres días posteriores a su emisión o incluso en los siete días siguientes (Live +7).

Las televisiones comerciales son las más afectadas por este cambio de hábitos, que aún no se han trasladado a España. ¿Llegará el fenómeno DVR a España con tanta intensidad como en EEUU? En cualquier caso España es un país líder en descargas a través de e-mules, torrents. rapidshare y megaupload. Lo que queda claro es que cambiará el modelo de televisión y su explotación comercial.

En Estados Unidos se acentuará la grabación de los programas más populares, lo que provocará que se acentúen las diferencias de audiencias entre las emisiones más aceptadas y las que generan menor interés.

Otra consecuencia, a la que ya ha empezado a adaptarse Sofres en España, es que deberán sofisticarse los sistemas de medición de audiencias, que deberán fijarse en el consumo en los tres días y los siete días posteriores a la emisión en vivo de los programas.

El mayor ancho de banda lleva la televisión a internet

Los canales comerciales en abierto y las plataformas multicanal ya no se verán solo a través del aparato de televisión. El incremento del ancho de banda disponible y la generalización de Internet provocará que los contenidos emitidos por las televisiones se vean hasta 7 días después de su emisión original, especialmente a través de internet o incluso de las webs que proponen las propias cadenas de televisión.

Los consumidores que no dispondrán de DVR – que en España serán legión- podrán utilizar las emisiones de televisión online, a disposición de los usuarios en un disco duro, evitando incluso los mensajes publicitarios, o acompañadas de mensajes comerciales adaptados a Internet.

Las propias cadenas han desarrollado ya en Estados Unidos este tipo de alternativas como HULU, una empresa creada por la unión de NBC Universal y News Corporation, que ofrece contenidos de ambas compañías y que ha alcanzado acuerdos también para la difusión de contenidos de MGM y Sony.

La tele a través del móvil se generalizará

El aumento de ancho de banda llegará también a los teléfonos móviles, que a tavés del wifi y de los sistemas 3G permitirá, junto con el aumento del tamaño de las pantallas, la generalización del consumo de televisión.

En Estados Unidos compañías como CBS o ESPN ya han realizado un gran esfuerzo para estar presentes en la telefonía móvil. En España cadenas como Antena 3 ya han empezado sus primeras experiencias en colaboración con operadores telefónicos.

Estos nuevos negocios exigirán acuerdos multiplataforma, por lo que las mediciones de audiencias tendrán también que seguir el consumo de los contenidos en estos nuevos medios.

Todos quieren alta definición

¿Qué diferenciará a unas compañías de televisión de otras en los próximos años? Los servicios avanzados. La gran competencia entre plataformas multicanal favorecerá inversiones que generen diferencias entre distintos operadores.

En Estados Unidos son las plataformas que distribuyen sus contenidos a través del satélite las que han optado ferozmente por la alta definición. Al no poder ofrecer servicios de banda ancha o de video “on demand” han creado canales en alta definición para atraer nuevos clientes. Ahora ya existen más de 80 canales que emiten en alta definición, distribuidos por Direct TV y Dish Network, y muy pronto serán más de 100.

Si se cumplen las previsiones, 2009 y 2010 serán los años del gran estallido de la alta definición, favorecida por los apagones digitales y por la disminución de precios de las grandes pantallas de plasma y LCD que permiten ver las imágenes con la mayor calidad.

El “video on demand” superará al “pay per view” y a la suscripción

Una de las consecuencias de la crisis económica y del incremento de la competencia es que los consumidores de todo el mundo optarán por el “ocio más barato”.

“Los sectores más afectados por el cambio del marco de competencia serán los basados en la suscripción”, según el socio responsable del informe GEMO, Manuel Martín Espada.

Por el contrario, las industrias que menos peligro correrán serán las que permitan decidir mes a mes y día a día el precio que debe pagarse, como el video “on demand” o el “pay per view” que no obligará a asumir compromisos rígidos de pago.

http://www.diariometro.es/x/metro/2008/10/28/BOYW9bgGfics/index.xml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s